Envíos Gratuitos para Pedidos Superiores a 99 € (Sólo España Península)

Karate Kyokushinkai y sus diferencias con el Karate tradicional

por SoloArtesMarciales Redacción 01 agosto, 2017

Conoce el Karate kyokushinkai y sus diferencias con el Karate tradicional, si eres un apasionado de las artes marciales, esto te interesa.

Karate Kyokushinkai y sus diferencias con el Karate tradicional

¿Recientemente escuchaste sobre el Karate kyokushinkai, y te gustaría saber qué tiene de especial? pues te contaremos el origen de este tipo de Karate, que tiene más de 40 millones de practicantes en todo el mundo, así como las características que lo diferencian del Karate tradicional.


Masutatsu OyamaDescubre porqué se dice que este tipo de Karate es altamente mortal y d
escubre la técnica de Masutatsu Oyama, fundador del Karate Kyokushinkai, y cómo se maneja actualmente este arte marcial.

 


Conoce el Karate Kyokushinkai, y sus diferencias con el Karate tradicional

¿Qué es el Karate Kyokushinkai?


Después de una gran trayectoria como practicante y Maestro de diversas técnicas de artes marciales, Masutatsu Oyama creó en 1964 la Sede Mundial del Karate Kyokushinkai.

Kyokushinkai se puede interpretar como “Escuela de la más alta verdad”: Kyou = lo más alto. Shin = verdad o realidad. Y Kai = asociarse o reunirse.

El Karate Kyokushinkai, es una técnica que reúne lo mejor de varias artes marciales, se inspiró en el Karate Shotokan, Goju Ryu, Judo, Muay Thai y Boxeo.
Esta técnica incluye bloqueos en ángulo y golpes penetrantes, movimientos circulares, low kicks, agarres, entre otros ataques y defensas.
Está basado en la técnica kion, en las formas de kata, y en su estilo de combate kumite. Se caracteriza por combates de contacto pleno. 
 

Diferencias principales con el Karate tradicional

  • El Karate tradicional tomó influencia de otras artes marciales como Judo, Kendo, Aikido, Boxeo. Mientras que el Kyokushinkai se inspiró en el Karate Shotokan, Goju Ryu, Judo, Muay Thai y Boxeo. 
  • El Karate tradicional existe desde el siglo XVI, mientras que el Kyokushinkai se originó hasta el siglo XX, en 1964. 
  • El Karate tradicional se practica incluso en combates, con equipamiento para protección. Mientras que en el Kyokushinkai no se utiliza ningún tipo de equipamiento. Aunque recientemente algunos han optado por usar casco. 
  • Si se consideraba que el Karate tradicional era una de las artes marciales más agresivas y mortales. El Kyokushinkai lo supera en violencia y eficacia para terminar un combate en poco tiempo y con ataques que no están permitidos en el Karate tradicional. 
  • En su modalidad de kumite, el Karate tradicional busca ganar por puntos. En cambio, el Kyokushinkai golpea buscando ganar el combate por KO, como en un combate real. 
  • El Karate tradicional tendrá opción de ser una disciplina olímpica a partir del 2020 en Tokio. Mientras que el Kyokushinkai aún no está ni siquiera considerado dentro de las disciplinas que podrían incluirse en las Olimpiadas.

 Karate Kyokushinkai


Filosofía del Karate Kyokushinkai

La filosofía de este tipo de Karate, es el mejoramiento personal controlando la mente y el cuerpo, algo muy similar a otras artes marciales.
Lo que la diferencia es el significado de Kyokushinkai, el cual se puede interpretar como Escuela de la más alta verdad.

En ella residen los valores de mantener la cabeza abajo como signo de modestia. La mirada arriba como símbolo de las metas que se tienen planteadas. La boca cerrada en señal de serenidad y prudencia. Y finalmente, fundamentar tu ser con devoción filial y ayudar a los demás.

Tres de los 11 consejos de Masutatsu Oyama son:

  1. El camino marcial comienza y termina con cortesía. Sea siempre auténticamente correcto y cortés.
  2. El camino marcial se comienza con mil días y se domina después de diez mil días.
  3. En las artes marciales la introspección brinda sabiduría, vea siempre la contemplación de sus acciones como oportunidad para mejorar.

 


Filosofía del Karate tradicional

Por su parte, la filosofía del Karate  es mantenerse humilde, fortalecer el corazón, la mente y el alma. Trabajar para ser la mejor versión de ti mismo. Es el camino a lo esencial, mientras más te instruyes este arte marcial, más humilde te vuelves.

Karate es el recorrer el “Camino de la mano vacía”. El Karate te enseña a no pelear, a mantenerte controlado, la defensa personal es justo eso, defensa, no ataque.


Una gran fortaleza espiritual y emocional puede ser cultivada a partir de la práctica del Karate tradicional”.

Se saca la frustración y el coraje que el practicante pueda sentir, durante el entrenamiento en el dojo.

 Karate Kyokushinkai

 
Entrenamiento del Karate Kyokushinkai y Karate tradicional

En este aspecto, tienen muchas similitudes, ambas disciplinas se entrenan con fuerza en un dojo. La constancia y disciplina durante el entrenamiento son clave en ambas técnicas.

Se desarrolla la fuerza integral en el cuerpo del practicante, a tal grado, que el mismo cuerpo del practicante experimentado, se convierte en un arma.
Sus técnicas y métodos de acondicionamiento se basan en los movimientos básicos Kihon, en Katas o formas, y en el kumite o combate.

Una diferencia que se debe remarcar, es que el Kyokushinkai favorece el combate de contacto directo, e incluso busca terminar un enfrentamiento por KO, mientras que el Karate tradicional, durante el kumite, se concentra en el combate para ganar por puntuación.
 
 
Grados en Karate Kyokushinkai y Karate tradicional

Los grados en Kyokushinkai se denotan con el cambio de color del cinturón, hay siete cinturones que van del blanco, naranja, azul, amarillo, verde, marrón y negro. Este último representa los grados DAN, que se alcanza paulatinamente del 1° al 10°.

Mientras que en el Karate tradicional se denominan kyu a los cinturones de nivel inferior e intermedio, que inician con el blanco, amarillo, naranja, rojo, verde, azul, y marrón que tiene tres niveles.  Finalmente el cinturón negro representa los grados DAN, los cuales van del 1° al 10° DAN.
Además, utilizan los cinturones de intermedios, que van de un color a otro, por ejemplo, cinta blanco-amarilla.

 


Equipamiento para Karate Kyokushinkai

En cuanto al equipamiento para entrenar, el uniforme es el mismo. Ambas técnicas utilizan karategis o kimonos de karate y obis o cinturones de grado.
Sin embargo, el karate tradicional sí utiliza equipamiento de protección, mientras que el Kyokushinkai no.

Recientemente se ha utilizado un caso de protección, pero no utilizan peto, espinilleras, guantillas, o zapatillas, como en el Karate tradicional.

Descubre aquí tu próximo karategi o kimono y otros artículos para Karate: https://soloartesmarciales.com/collections/kyokushinkai 

 

 

 

 




SoloArtesMarciales Redacción
SoloArtesMarciales Redacción

Autor


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Otros Artículos

¿Cómo debe de ser un karategi para niños?

por SoloArtesMarciales Redacción 05 diciembre, 2018

samto karategis

Como padres a veces nos cuesta escoger la prenda adecuada para nuestros niños, en el caso de las artes marciales muchos desconocemos el deporte, los movimientos que realizan y qué tipo de tela es más cómoda para el entrenamiento.

Ver artículo completo →

El traje de Kendo: origen, elementos y finalidad de cada uno de ellos

por SoloArtesMarciales Redacción 30 noviembre, 2018

El traje de Kendo: origen, elementos y finalidad de cada uno de ellos

Las bases del kendo provienen de sus antecesores, los antiguos samuráis. Estos guerreros nipones tenían una gran abanico de escuelas marciales sobre el esgrima clásico, pero otra herencia notable fue su indumentaria  guerrera que se mantiene con algunas modificaciones hasta hoy en los trajes de kendo.

Ver artículo completo →

Origen e Historia del judogi

por SoloArtesMarciales Redacción 13 noviembre, 2018

Origen  e Historia del judogi

El judogi es el nombre que se le da a la indumentaria para entrenar y competir en Judo. Termina en “gi”, una terminología japonesa  que significa ropa especial para el entrenamiento, aunque, usualmente también se le indica como kimono de judo".

Ver artículo completo →