¿Dónde practicar artes marciales? ¿En casa o en el dojo?

Si te estás preguntando dónde practicar artes marciales, en casa o en el dojo, es porque seguramente aún no has comenzado a practicar ninguna.

Entrenar en dojo

Si es así, te tenemos varios consejos; y si tú ya comenzaste a entrenar algún arte marcial, pero aun así tienes la duda, también te diremos qué puedes hacer.
Entrenar un arte marcial requiere compromiso y que una parte de ti sea autodidacta, para que puedas entrenar lo aprendido por cuenta propia. Y a veces, hasta para que tú mismo te instruyas, si aún no tienes un Maestro.
 


Respuesta a dónde practicar artes marciales

Por supuesto que practicar artes marciales es más fácil en un dojo, donde tienes más recursos a tu alcance para hacerlo con precisión. Es también donde un Maestro te guiará por el camino que debes recorrer en ese arte marcial.
Sin embargo, si cerca de tu hogar no hay un dojo disponible, o el único dojo que encontraste sale de tus posibilidades económicas, puedes entrenar en tu casa.
Veamos las ventajas de entrenar en un dojo, y lo que puedes hacer si entrenarás en tu casa o un parque.


Practicar artes marciales en un dojo

Quizá lo más cómodo, sea practicar artes marciales en un dojo, específicamente en uno de la disciplina a entrenar. Las razones pueden ser evidentes, pero veámoslas a detalle.

  1. Maestro de la disciplina
En un dojo siempre hay uno o varios Maestros para instruirte correctamente en esta disciplina. El Maestro será quien te guíe en tu camino físico y espiritual a tu perfeccionamiento en el arte marcial que has elegido entrenar.
Un Maestro de artes marciales te ayudará a comprender el fundamento de las artes marciales en tu vida, a interiorizarlas cotidianamente. Y te corregirá cuando estés realizando un mal movimiento o te estés conduciendo por el camino de la ira, venganza o prepotencia.
   
  1. Espacio adecuado
En un dojo todo está listo para que aprendas el arte marcial que elegiste. Por lo regular, el piso es de duela, laminado, o incluso acojinado.
Con dummies, manoplas, sacos, correctores de desplazamiento u otros complementos para entrenar artes marciales. El equipamiento variará de dojo en dojo.
 
  1. Entrenar con compañeros

Al practicar artes marciales en un dojo, lo más seguro es que entrenes con compañeros, lo cual te motivará más, y además te retroalimentará.
Aprender en compañía es más fácil porque puedes aplicar las defensas y ataques de la disciplina, no solo te enfocas en las katas.
Con los compañeros puedes ejecutar combates sin violencia, para entrenar tus reflejos y mejorar tus puntos débiles.

 

  1. Exámenes para cambiar de cinta
Al practicar artes marciales en un dojo, te vas preparando para hacer los exámenes correspondientes para cambiar de cinta.
Cada arte marcial tiene sus sistemas para ir cambiando de cintas, pero por lo regular, todas comienzan con los grados KUP y aspiran a convertirse en grados DAN.
En los primeros grados se usan cintas de colores, y para los grados DAN se usan cintas negras.
 
  1. Competiciones

Después de practicar artes marciales en un dojo, puede que te llegue la oportunidad de participar en competiciones. Tu Maestro será quien determine si estás listo para competir, y de ser así en qué categoría lo harás.
Recuerda que tu grado de responsabilidad y compromiso con el arte marcial que practicas, tendrá que ser impecable para que puedas triunfar. E incluso, si no lo logras, deberás ser persistente y estar listo para tu siguiente enfrentamiento.
 
 
Practicar artes marciales en tu casa

En caso de que no puedas practicar artes marciales en un dojo, siempre puedes recurrir a tu casa o un parque para hacerlo.


Mejor en casa que no hacer nada
Entrena en tu casa si no hay ningún dojo cerca, o si por el momento no puedes costear tu entrenamiento en el dojo.
Cabe mencionar, que tu esfuerzo por financiar tu entrenamiento en un dojo, ya es parte del esfuerzo y acondicionamiento mental que implica practicar artes marciales.
Si quieres algo, ve por ello, es parte de la filosofía que tendrás que desarrollar con el entrenamiento físico y mental de un arte marcial.
Para comenzar puedes iniciar con acondicionamiento físico, para mejorar tu resistencia. Correr, saltar la cuerda, sentadillas, abdominales, lagartijas, y estiramientos, te ayudarán a comenzar tu entrenamiento con el pie derecho.


Entrenar con amigos

No tienes porqué entrenar solo, recluta a tus amigos interesados en practicar artes marciales y comiencen a entrenar juntos.
Realicen los ejercicios antes mencionados, para ganar fuerza y elasticidad. Procuren aprenderse un ataque o defensa cada quien, para sus sesiones de entrenamiento.
De esa forma, todos participarán en el enriquecimiento del entrenamiento. Obsérvense y corríjanse entre ustedes de forma objetiva y constructiva.
Hagan repeticiones y sean constantes en sus días para entrenar, y pongan castigos de ejercicios para quienes no asistan a todas las clases, o para los que lleguen tarde.


 
Entrenar artes marciales con videos

Con tu mismo grupo de amigos, establezcan horarios para ver videos en casa de alguno y poder observar e imitar los ejercicios.
Procuren ver videos aprobados por alguna Federación en la disciplina que quieras aprender. También de escuelas, dojos o Maestros certificados. Y evita los videos de amateurs, pues podrían confundirte de la correcta ejecución de movimientos.
Escoge también videos de expositores famosos en la disciplina que estás practicando. Por ejemplo, videos de Bruce Lee, y otros grandes representantes de las artes marciales, te servirán.


 
Lee sobre tu arte marcial

Ya que no tienes un Maestro que te comparta la parte filosófica del arte marcial que estás aprendiendo, tú debes ser auto didacta e informarte.
Busca múltiples textos, compara los contenidos, y lleva a cabo las enseñanzas propuestas por el arte marcial en que estás incursionando.


 
Hacer todo lo posible por tener un Maestro

Un elemento fundamental en el aprendizaje de un arte marcial, es contar con un guía, un Maestro, un Sensei que te muestre el camino.
Si hasta el momento, no has tenido la oportunidad de tener un Maestro presencial, ¡haz todo lo posible por tener uno!
Busquen un Maestro y paguen entre todos clases particulares, o ahorren y vayan a un dojo.
Los Maestros además te enseñarán la parte filosófica del arte marcial en cuestión. Y te corregirán en función de tus necesidades. De igual forma te indicarán los ejercicios que deberías repetir para perfeccionar.
Sin duda, la respuesta a, ¿dónde practicar artes marciales? ¿En casa o en el dojo? Es que no importa dónde las practiques.
Siempre y cuando tengas un Maestro, compromiso y dedicación. Sea en un dojo, casa o parque, tu entrenamiento rendirá frutos.
Busca tu uniforme y complementos de entrenamiento en SoloArtesMarciales https://soloartesmarciales.com

 

 



Más Artículos




SoloArtesMarciales Redacción
SoloArtesMarciales Redacción

Autor



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.