Envíos Gratuitos para Pedidos Superiores a 99 € (Sólo España Península)

10 beneficios del Karate en la tercera edad

por SoloArtesMarciales Redacción 26 septiembre, 2018 1 Comentario

Entérate de los beneficios del Karate en la tercera edad, ¿estás llegando a esta edad o quieres recomendarle este arte marcial a algún adulto mayor?

10 beneficios del Karate en la tercera edad

Nada mejor que mantenerse activo en todas las etapas de la vida, incluso cuando el cabello blanquea y la energía ya no es la misma. La edad no es un pretexto para no practicar algún arte marcial, y cada día nos lo demuestran los grupos activos de adultos mayores que practican Karate u otra arte marcial.

Si bien el Karate en la tercera edad no es lo más común del mundo, cada vez va ganando mayor popularidad por los beneficios que aporta a los huesos y salud en general de quienes lo practican.

 

¿Cuál es la tercera edad?

En diferentes países se le conoce como la tercera edad, al periodo que alcanzan las personas mayores de 60 o 65 años y hasta los 90 años.

Esta edad se caracteriza por un descenso en la energía del cuerpo, el cual también va perdiendo la agilidad que se tiene durante la juventud. Si bien muchas personas consideran que la edad está en la cabeza, los cambios fisiológicos que sufre el cuerpo son una realidad.

10 beneficios del Karate en la tercera edad

Sin embargo, si se lleva una dieta saludable y equilibrada, se realiza ejercicio y se descansa lo suficiente, se puede ralentizar el deterioro del cuerpo.

 

¿Se puede hacer Karate en la tercera edad?

Desde luego que sí, el Karate es un arte marcial que se puede practicar en cualquier edad de la vida, es el “Camino de la mano vacía” y como metáfora se puede interpretar de distintas formas.

El Karate no solo es competitivo, ésa es solo una de sus modalidades, ya que se puede practicar con fines personales, como el de mejorar la salud.

Por eso es que este arte marcial es tan recomendado últimamente para los adultos mayores, porque tiene múltiples beneficios para su salud.

 

Beneficios del Karate en la tercera edad 

 

Ganar flexibilidad

Por su propia naturaleza, el Karate ayuda a todos sus practicantes a ganar flexibilidad, no importa si son niños, jóvenes, adultos o adultos de la tercera edad.

Desde luego que el avance y capacidades de cada uno serán distintas, pero eso no importa cuando de salud se trata, lo más importante es que cada quien avance a su paso.

Éste es uno de los principales beneficios del Karate en las personas de la tercera edad, porque en esa etapa, si no se hace ejercicio o incluso practicándolo, se suele experimentar una reducción de la movilidad, la cual se combate con el Karate.

 

Practicar el equilibrio

El equilibrio es confianza, y el Karate ayuda a las personas de la tercera edad a recobrar la confianza en su cuerpo y en ellos mismos.

Les recuerda que solo pasaron a otra etapa de sus vidas, mas no que ésta ha acabado o que ellos mismos han pasado a ser obsoletos y frágiles.

Las posturas de Karate ayudan a los karatecas a practicar su equilibrio, una condición que conseguirán dominando su cuerpo y mente.

 

Ejercitar su memoria

Las katas de Karate favorecen la ejercitación de la memoria, ya que exige de los estudiantes la práctica constante de una serie de movimientos que conforman a las katas.

Es bien sabido que la memoria es uno de los aspectos más vulnerables cuando se llega a la tercera edad, y por ello, la práctica de Karate en esta etapa los ayuda a combatir Alzheimer y otras enfermedades degenerativas de la memoria.

 

Ganar vitalidad

Otro de los grandes beneficios del Karate en la tercera edad, es que ayuda a los karatecas, sin importar su edad, a ganar vitalidad.

La filosofía del Karate ayuda a sus practicantes a saber manejar su mente y cuerpo, recordándoles que ellos son la base de control, el mando y no su cuerpo.

Y desde el luego, es bien sabido que al realizar actividades físicas, el cuerpo se siente vigorizado y con mayor energía.

 

Mantener alta su autoestima

Practicar Karate a cualquier edad te ayuda a mejorar tu autoestima, ¡imagínate lo que hará por los adultos mayores! A quienes todos les dicen que ya no están aptos para hacer “ese tipo de cosas”.

Por lo tanto, cuando las personas de la tercera edad se dan cuenta de que sí pueden practicar Karate y de que sí les hace sentir mejor, muchas cosas cambian positivamente en su vida y por consiguiente también mejora su autoestima.

 

Fortalecer sus huesos

Con el paso de los años, los huesos se van descalcificando y son más propensos a sufrir fracturas, especialmente de la tercera edad en adelante.

Pero otro de los beneficios de practicar Karate en la tercera edad, es que los huesos se van fortaleciendo con los ejercicios.

Pero no solo eso, el entrenamiento de Karate exige a los karatecas que se alimenten correctamente, y que ingieran abundantes alimentos con calcio y otras vitaminas y minerales, con lo que los huesos van recobrando fuerza.

 

Mejoran su agilidad

Cuando se practica Karate en la tercera edad, la vida cambia por completo, los adultos mayores mejoran su agilidad y por consiguiente su calidad de vida se eleva.

Cuando nos referimos a que mejoran su agilidad, hablamos de temas sencillos: como poder cruzar la calle con facilidad, atarse los listones de los zapatos sin ayuda, ser capaces de bailar sin agitarse o lastimarse y cualquier otro tipo actividad física que quieran o deban realizar.

 

Favorece el sistema cardiovascular

La práctica del Karate en personas de la tercera edad favorece el sistema cardiovascular, al mantenerse activo ayuda a que descienda la presión arterial. Previniendo múltiples enfermedades relacionadas con la presión arterial alta o con la mala circulación.

 

Permite socializar

Para cuando una persona llega a la tercera edad, puede ser que haya visto partir a su pareja, a sus amigos y a otros familiares y conocidos. Por lo que tener un nuevo lugar donde poder socializar y conocer gente nueva siempre cae bien.

Los adultos mayores que practican Karate pueden conocer a otros adultos en el Dojo, que comparten al menos la pasión por la vida y puede ser que también otras afinidades.

 

Mantenerse en forma

 Finalmente, otro de los beneficios del Karate en la tercera edad, es que los adultos mayores pueden mantenerse en buena forma. Ya sea que les guste realizar ejercicio por lucir atractivos, por hábito o porque el doctor se los ha indicado.

 

¿Conoces a algún adulto mayor que te gustaría que practique el Karate y experimente estos beneficios? ¡Compártele el artículo!

Encuentra tu karategi al mejor precio Aquí

 




SoloArtesMarciales Redacción
SoloArtesMarciales Redacción

Autor


1 Comentario

Puy
Puy

21 junio, 2019

Me encanta tu post. Yo empecé a practicar kárate a los 50 años y me ha devuelto la ilusión y como bien dices ha aumenrado mi autoestima. Me estoy preparando el cinturón marrón, pero a mi edad, el verdadero incentivo es aprender.

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Otros Artículos

Wushu. Origen, historia y equipamiento

por SoloArtesMarciales Redacción 21 junio, 2019

Wushu. Origen, historia y equipamiento

Los orígenes del Wushu se remontan a antes del 2000 a.c, tiempo en el que los humanos necesitaban desarrollar sistemas de combate necesarios para sobrevivir y defenderse contra animales salvajes y otros seres humanos

Ver artículo completo →

El Bujinkan. Nacimiento, historia, representantes. Actualidad

por SoloArtesMarciales Redacción 19 junio, 2019

El Bujinkan. Nacimiento, historia, representantes. Actualidad

El Bujinkan es una organización que está compuesta por nueve escuelas de artes marciales, entre ellas esta ninjitsu que ejerce una fuerte influencia, llegando hasta el punto ser casi sinónimos.

Ver artículo completo →

El sambo. Competiciones en España y campeones

por SoloArtesMarciales Redacción 18 junio, 2019

El sambo. Competiciones en España y campeones

El sambo es un arte marcial de origen soviético. Su origen está muy vinculando con la política ya que el mandatario soviético Lenin encargó a un grupo de investigadores y especialistas el diseño de un nuevo arte marcial para las fuerzas de defensa soviética

Ver artículo completo →