Orígen del saco de entrenamiento - Solo Artes Marciales

Orígen del saco de entrenamiento

Los sacos de piel para entrenamientos son muy utilizados para la preparación del deportista en deportes de combate y las artes marciales, una herramienta para el entrenamiento ya usada en la antigua Grecia.

Para hablar de los sacos de piel para entrenamiento nos tenemos que remontar al siglo VIII a.C., cuando en las antiguas polis (ciudades) griegas se practicaba el boxeo griego antiguo (Pygmachia, que significa "lucha con los puños" y que pasó a ser pugilatus en latín). Si bien no es posible conocer mucho de este deporte de contacto en aquella época, sí que se sabe con certeza que el boxeo con guantes era practicado de forma asidua por la antigua cultura atlética griega, para lo que usaban los llamados korykos. Estos son el equivalente a los sacos de piel para entrenamientos actuales, que se rellenaban de tierra, mijo o harina y se usaban en la palestra.

Como afirmábamos al principio, el saco es muy utilizado en los entrenamientos de los deportes de contacto y las artes marciales, ya que su uso proporciona fuerza al golpe. Contrariamente a lo que se piensa por su nombre coloquial (saco de arena), en su interior está relleno de tejidos, algodón, gomaespuma o cuerina y solo en el fondo puede incluirse una parte de arena para que el saco regrese a su posición original tras recibir el golpe.


Los criterios para elegir un tipo u otro de saco de entrenamiento can en función de la experiencia del púgil, las calidades o el uso que se lel vaya a dar (no es lo mismo un saco para boxeo exclusivamente que un saco para MMA, Muay Thai, etc.)
Actualmente hay diferentes tipos de sacos en el mercado. Tenemos por un lado los cilíndricos pero tambien los tenemos con formas especiales que en muchas ocasiones simulan el torso humano. 

El peso va directamente relacionado con la resistencia al impacto. Cuanto más peso mayor será la resistencia del saco al golpe. Si se está empezando a entrenar puede que no sea la mejor opción un saco demasiado pesado ya que tus articulaciones y huesos sufrirán. Si es poco pesado, el saco rebotará y esto tampoco es muy positivo ya esto va en detrimento de tu técnica.

En cuanto al relleno del saco de entrenamiento, cada tipo de relleno te transmitirá unas sensaciones diferentes. Hay varios tipos de relleno (agua, trozos de tela, bolitas de gel, etc.).

En el mercado dispones de sacos vacios y de sacos rellenos. En SoloArtesMarciales disponemos de sacos rellenos con material sintético (ideal ya que no coge humedades, etc.) y de sacos vacios que tendrías que rellenar. También proporcionamos el relleno para los mismos.


Si obserbamos el
material de fabricación.Podemos encontrarnos con tres tipos de materiales en la fabricación de los sacos de entrenamiento de boxeo: La Piel natural, la piel sintética (PU, Duralike, etc.), Tela (Lona) y el Plástico (PVC).Lo habitual es que cuando se rellena el saco de entrenamiento se haga rellenando la parte inferior de manera que quede más duro (ideal para patadas) y la parte superior más blanda (para golpes de puño). Esto quiere decir que se debe variar las densidades del relleno.

La primera diferencia evidentemente es el precio. Los sacos de entrenamiento de piel natural o cuero son más caro pero de una mayor calidad y durabilidad. Requieren más cuidados como secar el sudor tras un entrenamiento nutriéndolos con cremas apropiadas para el cuidado de la piel.

Los sacos de boxeo de lona o tela son también de gran resistencia y también tienen la ventaja de las reparaciones, las cuales son mucho más sencillas y económicas. En contra, son muy incomodos si entrenas sin guantes.

Los sacos de entrenamiento de PU o piel sintética son una muy buena opción ya que se disfrutará de la sensación de la piel (o muy similar) sin requerir los cuidados de la piel auténtica. También es cierto que la durabilidad o vida del saco no será la misma.

Finalmente, los sacos de boxeo de plástico son los más económicos de todos.

El uso que se le vaya a dar al saco de entrenamiento es importante también.No es lo mismo un saco de entrenamiento de Boxeo que uno saco para Muay Thai u otro deporte de contacto o arte marcial. Si se buscas realismo lo ideal es un Dummy. Los dummies pueden tener forma humana o simplemente simular el torso de una persona. Son ideales para practicar patadas. Si en cambio deseas entrenar tu velocidad con los puños lo que necesitas es un punching. También depende de la intensidad de tus entrenamientos. Para intensidades bajas o medias tipo Fitness te puede interesar el SACO BASE RUDE BOYS FITNESS

Normalmente las dimensiones del saco de entrenamiento van desde 120 cm a 180 centímetros de altura y 40 de diámetro; suspendido en el techo,o de la pared,  recrea un adversario ficticio con el que el deportista se entrena, golpeándolo con facilidad. Dependiendo del tipo de ejercicio que se quiera desarrollar con ellos, los sacos para entrenamientos serán más o menos pesados: los que pesan más se destinan a conseguir más potencia en la pegada y los que menos a mejorar la velocidad de movimiento y desarrollar los reflejos. 

Bruce Lee, experto en artes marciales, solía entrenar con un saco de de 30 kilos de peso (el llamado saco pesado), aunque era capaz de romper con una patada sacos de más de 60 kilos. Su experiencia aconsejaba visualizar al adversario en el saco, para de esta forma incluir un componente emocional a los golpes.
Su práctica continua persigue cuatro objetivos:

  • Perfeccionar el golpe a través del gesto (esta primera fase debería ser supervisada por un entrenador para obtener los gestos óptimos).
  • Automatizarlo (repetición frecuente de los golpes hasta convertir estos en actos reflejos).
  • Fortalecer los músculos implicados en el golpe.
  • Insensibilizar tanto la piel como los huesos de las extremidades 

Si deseas ver una gran variedad de sacos de entrenamiento solo tienes que entrar en Sacos SoloArtesMarciales.com




SoloArtesMarciales Redacción
SoloArtesMarciales Redacción

Autor



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.