El Karate: Beneficioso para los Niños - Solo Artes Marciales

El Karate: Beneficioso para los Niños

Para muchos adultos puede parecer un deporte de lucha en el que prima la agresividad, pero el kárate es un deporte muy completo tanto física como mentalmente y que puede ser muy beneficioso para los niños, tanto para los más tranquilos como para los más hiperactivos. Mediante la práctica del kárate los niños aprenden disciplina y valores como el respeto y la tolerancia, además de que este deporte propicia el desarrollo óseo y muscular. Por otra parte, a través del kárate los niños pueden descubrirse a ellos mismos y aprenden a relacionarse con los demás.

Este arte marcial milenario ayuda es un excelente método de defensa y se basa en la lucha de uno contra el otro, pero siempre siguiendo las reglas establecidas.

¿A qué edad pueden empezar los niños a practicar kárate? 


Entre los 4 y 6 años de edad> es la etapa de iniciación en este arte marcial, en la que cual, siempre de forma divertida, los niños aprenderán las bases del kárate y lo que implica este deporte. Serán capaces de canalizar su energía, a controlar su fuerza y a respetar a los demás (compañeros y profesores). Es una época en la que los niños desarrollarán sus habilidades y aumentarán su potencial dentro de este deporte.
 La mejor edad para comenzar a practicarlo es a partir de los 4 años, momento en el que el aparato locomotor de los mismos está terminando de desarrollarse y los niños ya son capaces de controlar sus movimientos y sus límites. Dependiendo de la edad, podrán practicar kárate con una serie de ejercicios u otros: 

  • Entre los 7 y los 10 años: con esta edad los niños ya comienzan a practicar verdaderamente el deporte del kárate. En las clases ya aprenden técnicas y movimientos propios de este arte marcial. Conforme progresa su aprendizaje, el niño o niña va cambiando el color de su cinturón, es decir, aumenta su nivel en el kárate. 
  • A partir de los 11 años: con esta edad, los niños realizan clases muy parecidas a las de los adultos; comienzan a participar en combates y competiciones. El cuerpo de los niños se va fortaleciendo con la práctica y el alumno adquiere toda la disciplina necesaria para ejercitarse adecuadamente en el kárate.

 

FRECUENCIA

¿Qué frecuencia es la adecuada para que los niños practiquen kárate?

Como en todos los deportes, no se debe abusar ni dedicar excesivo tiempo y esfuerzo la kárate. Debe de ser una actividad lúdica para el niño o la niña y no un motivo de estrés; debe poder combinar esta práctica con otras actividades, juegos, tiempo libre, deberes, compartir tiempo en familia, etc.

Teniendo esto en cuenta, una frecuencia adecuada podría ser la de acudir a clase de kárate unas dos o tres veces por semana, inicialmente con clases cortas de unos 45 minutos para, conforme el niño va cumpliendo años, alargar este tiempo.

 

BENEFICIOS

Mejora considerablemente la coordinación psicomotriz.¿Qué beneficios concretos obtiene el niño o la niña al practicar kárate?

  • Desarrolla y mejora destrezas, reacciones ante los movimientos de los adversarios, su capacidad de respuesta y reflejos.
  • Descarga tensiones y energía.
  • Aprende disciplina y respeto hacia quienes le rodean.
  • Ayuda a la concentración.
  • El niño aprende a conocerse a sí mismo, adquiere autocontrol y comprende sus límites.
  • Adquiere valores como la tolerancia y la responsabilidad.
  • Los niños adquieren confianza en sí mismos y aumenta su autoestima.
  • Desarrollan fuerza, mejoran el equilibrio, aumentan la velocidad y la flexibilidad de su cuerpo.

 

Echa un Vistazo a nuestros equipos de Karate

 

 




SoloArtesMarciales Redacción
SoloArtesMarciales Redacción

Autor



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.